Ella siempre prefiere la leche del negro